Si desea recibir nuestro boletín semanal y novedades por correo electrónico, envíenos un correo a familias-por-la-familia@speedy.com.ar con la palabra "SUSCRIBE" en el asunto del mensaje.

martes, 30 de septiembre de 2008

USA: El partido de la muerte - Noticias Globales Nº 804

Por Juan C. Sanahuja
“Puede haber una legítima diversidad de opinión entre católicos respecto de ir a la guerra y aplicar la pena de muerte, pero no, sin embargo, respecto del aborto y la eutanasia” (Carta del Cardenal Joseph Ratzinger, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe al Cardenal Theodore McCarrick, Arzobispo de Washington, presidente de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos, 2004; vid. NG 664 y 911)
Mons. Raymond L. Burke, Prefecto del Tribunal de la Signatura Apostólica, la instancia judicial más alta de la Santa Sede, declaró el 27 de septiembre pasado al diario Avvenire de Milán, que el Partido Demócrata de los Estados Unidos está convirtiéndose en el “partido de la muerte” a causa de su apoyo ilimitado al aborto, como lo demuestra claramente su programa -actualizado en agosto pasado- que refleja los principios y políticas del candidato a presidente Barack Obama.
La Plataforma Demócrata dice en su página 50: “"El Partido Demócrata apoya de forma inequívoca y firmemente Roe v. Wade (la sentencia de la Corte Suprema que liberalizó el aborto en USA en 1973) y el derecho de la mujer a elegir el aborto legal y seguro, independientemente de su capacidad económica, y nos oponemos a cualquier esfuerzo para debilitar o socavar ese derecho". (Téngase en cuenta que la sentencia Roe vs Wade, ha sido invocada para cometer 50 millones de abortos quirúrgicos).
Recordemos que Obama prometió, en su discurso de julio de 2007 a Planned Parenthood (filial de la IPPF, la internacional del aborto y la perversión de menores, NG 886), que su primera medida como presidente sería firmar la llamada Freedom of Choice Act, un proyecto de ley que derogaría todas las leyes que limitan el supuesto “derecho” al aborto en todos los estados de USA, desde las que prohíben el aborto por nacimiento parcial, hasta las normas que obligan a dar aviso a los padres cuando una menor pretende abortar, (parental notification laws).
Mons. Burke (NG 663, 710, 799) aclaró además, que el partido demócrata no es el mismo que hace muchos años cuando “ayudó a nuestros padres y abuelos inmigrantes a integrarse y prosperar en la sociedad norteamericana”.
Burke insistió en los conceptos de la carta del Cardenal Ratzinger a los Obispos norteamericanos de 2004 (NG 664), y volvió a recordar que a los políticos abortistas que se llaman católicos se les debe negar la comunión (NG 915), haciendo referencia al compañero de fórmula de Obama, Joe Biden, y a la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, (NG 918, 922).
Es de notar que el diario católico Avvenire es el medio masivo de prensa de la Conferencia Episcopal Italiana.

Sarah Palin, una norteamericana legítima - Por Steven Mosher, P.R.I.

La Madonna del Sendero
En la esquina de Euclid y Foothil Boulevards en Upland, California, U.S.A. se levanta la estatua de una mujer pionera. Se le ve avanzando firme, con un bebé en su brazo izquierdo y un rifle en el derecho. También se ve un niño aferrándose a sus faldas, pidiendo protección.
Con una altura de aproximadamente 3 metros en total, levantada sobre una base de dos metros y medio, la imponente estatua plasmada en granito representa la formidable tenacidad que se asentó en las grandes llanuras y la Costa Oeste. Pero es el carácter plasmado en la cara de la mujer lo que verdaderamente captura la atención. Es la cara bondadosa y sincera de una mujer que acepta sus responsabilidades y las enfrenta, confiando en Dios.
La “Madonna del Sendero” (Madonna of the Trail) se le llama a esta estatua. Y pensaba en ella mientras leía todos los vituperios que lanzaban los demócratas y sus aliados a Sarah Palin en los medios de comunicación. Las tergiversaciones en su historial, la ridiculización de su formación y los ataques descarados a su familia han alcanzado proporciones increíbles. Las diferencias entre la gestión y el presupuesto de su gestión de comisionada de seguridad las comparan con el escándalo de “Watergate”. Bill Maner, comentarista de corte liberal ridiculiza a su hijo que tiene síndrome de down. El mismo senador Obama ha insinuado que la Gobernadora Palin es una “marrana”. Lo niega, por supuesto, pero su audiencia liberal sin lugar a dudas tomó su comentario como una referencia a la Gobernadora, una impresión que no corrigió en el momento preciso.
¿Qué tiene esta valiente mujer que hace que la Izquierda la encuentre tan peligrosa como para tratar de destruirla a toda costa? Así es la política, se podría repetir por enésima vez. Estoy seguro que la campaña de Obama y el Partido Demócrata, apoyados por sus amigos de los medios de comunicación liberales, creen que si pueden destruir la reputación de esta popular gobernadora, acabarán con la postulación de John McCain a la presidencia. Probablemente, están en lo correcto. La idea de manejar no sólo la Cámara de Representantes y el Senado sino también la Casa Blanca, les hace “agua la boca”.
Pero todavía hay más. Parece que las feministas radicales están muy conflictuadas con el éxito de la Gobernadora Palin. Lo más sintomático son las reacciones de dos de sus estrellas mediáticas, las conductoras de “talk shows”, Ophra Winfrey y Whoopi Goldberg. Oprah detesta tanto a Palin que finge que no existe. La posición de Whoopi de “The View” es simplemente desconcertante. Por un lado, no deja de hablar de Palin diciendo cosas como “¡dio un discurso realmente asombroso, muy enérgico! Es una chica ruda y linda, y es una mamá y todas aquellas cosas maravillosas que deberíamos estar festejando, la primera vez que pienso que hemos celebrado todas estas cosas en una mujer”. Pero por otro lado, describe a Palin de forma muy siniestra como “una mujer muy peligrosa”.
¿Peligrosa? Se preguntarán, ¿Qué amenaza representa Sarah Palin? ¿Para quién?
Primero, Palin amenaza la imagen que las feministas radicales tienen de sí mismas. Las feministas dicen que las mujeres jóvenes podrían tenerlo todo: profesión, matrimonio y familia, en el momento y en los términos que deseen. Sin embargo, la realidad las contradice. Tarde muy tarde, ellas se dan cuenta que la dedicación completa a una carrera profesional que se supone las independizaría, finalmente las atrapa y esclaviza. O que la convivencia con un enamorado con el que se debieron casar, terminó cuando éste las abandonó por otra más joven. Demasiado tarde también se dieron cuenta que los cuerpos de sus pequeños bebés fueron destruidos en clínicas de aborto.
En este contexto de desilusión y para empeorar las cosas, aparece la bella y brillante gobernadora de Alaska, que cuenta con una carrera política exitosa, un amoroso (y fiel) esposo, y una familia grande y hermosa. Ella parece ser la validación viviente del sueño feminista: es posible tenerlo todo. Casi desesperadamente miran a través del espejo de su alma, con la esperanza de alcanzar a ver algo de ellas mismas, sólo para descubrir con horror que Sarah Palin no es una de ellas. Palin, más bien, es una genuina creadora de la “Cultura de la Vida”, que entre otras cosas evitó un aborto para dar a luz un niño con síndrome de down. Es una defensora del matrimonio tradicional, una creyente practicante y una conservadora en lo fiscal, que cree en el gobierno local, y es miembro activo de la “National Rifle Association” (Asociación Nacional del Rifle.)
No extraña que las feministas se sientan furiosas y traicionadas.
Pero Palin no solamente es una amenaza para la imagen de las feministas radicales. Ella también es una grave amenaza para todo el movimiento pro aborto y principalmente para el futuro del Partido Demócrata. Después de todo, si es elegida como Vice-Presidenta, se convertirá en un modelo para la generación de mujeres jóvenes. Podría ser el mayor contratiempo para un movimiento que ya está encontrando dificultades para atraer adherentes jóvenes. Amenaza también para un partido político que cuenta con feministas como tropa de infantería. Precisamente, es “peligrosa” porque redefine el significado de la femineidad lejos del tipo feminista radical y lo devuelve encarnando la verdadera femineidad.
Solía haber muchas mujeres así en Norteamérica. La clase de mujeres que cruzaron las grandes llanuras llevando un bebé en una mano y un rifle en la otra. Estas fueron las mujeres que crecieron en la frontera para convertirse en adultas fuertes, capaces de disparar a un venado con la misma facilidad con la que cambiaban un pañal. Mujeres que colocaron a la familia primero y sabían que a cambio serían siempre las primeras en los corazones de sus esposos e hijos. Mujeres que se empeñaron en la construcción de iglesias y colegios tanto como en abrir asociaciones benéficas y hospitales.
Pero ustedes dirán que hoy no tenemos este tipo de frontera, que hace más de cien años se colonizó Estados Unidos de un extremo a otro de Norteamérica, desde el Atlántico hasta el Pacífico. Aquel capítulo de la historia norteamericana es un libro cerrado, y podría decirse que las maravillosas y resilientes mujeres que la poblaron no son más que polvo y recuerdos.
Bueno, ahora con Palin, no del todo.
Resulta que actualmente existe todavía una frontera más desde el año 48, hacia el norte y noroeste. ¿Dónde más podría una jovencita llamada Sarah despertarse a las 3 a.m. para acompañar a su papi a cazar alces, desarrollando un gusto por las hamburguesas de alce o viajar en trineo a través de los agrestes nevados? De Alaska, la frontera final de Norteamérica, llega una mujer valiente y determinada, que parece tener tanto un espíritu absolutamente pionero, y muchas agallas, como nuestros antepasados.
Doce estatuas de la “Madona del Sendero” adornan los pueblos de los caminos que llevaron a nuestros ancestros al Oeste. Pero sugiero que podemos añadir una más. La plaza municipal de Wasilla, Alaska, me parece sería el sitio perfecto.

El aborto en México: Las críticas que se esperan desde la izquierda (Parte II) - P.R.I.

Por Richard Stith
Segunda crítica: el aborto libre disminuye la responsabilidad de los hombres
Es cierto que algunas mujeres que finalmente aceptan su embarazo y lo quieren mantener pueden resistir presiones y negarse a abortar. Sin embargo, la legalización del aborto a petición las coloca en una situación todavía más opresiva, como veremos a continuación. El derecho al aborto es aún más peligroso que muchos otros derechos individualistas, porque este derecho genera un círculo vicioso del cual muchas mujeres no tienen salida, independientemente de su decisión personal. Si la mujer aborta, el varón se ve liberado de cualquier responsabilidad como padre, y a la vez conserva a la mujer como objeto sexual. Pero si ella decide lo contrario y da a luz a su hijo, también pierde. Puesto que sólo ella decidió seguir adelante con el embarazo, la responsabilidad de educar al hijo parecería que es sólo de ella. Sobre todo si el padre ha estado a favor del aborto, y si además ha ofrecido pagar los costos de la interrupción del embarazo, pensará que el hijo no es su responsabilidad. Si a pesar de todo, el gobierno lo obliga a pagar la pensión alimenticia, se sentirá tratado injustamente.
Antes de la legalización del aborto, en los EE.UU. se entendía que los hombres debían ofrecer matrimonio en caso de un embarazo. Con la legalización del aborto, en cambio, los varones comenzaron a pensar que ellos no son responsables de los nacimientos de esos niños, y en consecuencia no sienten ningún deber de ofrecer el matrimonio a la mujer que no quiere abortar o de contribuir con la manutención del niño. A consecuencia de esto, se ha incrementado significativamente el número de familias encabezadas por una madre soltera. (George A. Akerlof, Janet L. Yellen, y Michael L. Katz, An Analysis of Out-of-Wedlock Childbearing in the United States, 111Quarterly Journal of Economics 277 (1996).)
Peor aún si se descubre durante el embarazo que el niño es discapacitado: Si ella no aborta, ella será la culpable del costo y de las “molestias” que ese tipo de niños trae consigo para el padre y para el seguro social. Es posible que hasta los médicos (The Cost of "Choice" 46-47, 2004) y sus conocidos la hagan sentirse culpable por no haber abortado.
Un empleador puede reaccionar de manera igual. Si él (o el Estado) paga los abortos, se va a sentir menos obligado a adecuar sus prácticas laborales a favor de la mujer embarazada o para la mujer que cuida a su hijo. Si a causa de la maternidad tiene problemas con las condiciones de trabajo, o con el horario, la situación se puede considerar como un problema "privado" que ella pudo haber evitado, como advierte Catherine MacKinnon. La mujer pierde legitimidad para reivindicar mejores condiciones laborales y familiares.
A nivel teórico el aborto parece ofrecer una liberación, pero en la práctica abre la caja de Pandora. A lo largo de la historia humana, los hijos han sido una consecuencia inevitable de las relaciones naturales entre varones y mujeres. Por lo tanto, los dos sexos se sabían igualmente responsables por ellos, y la sociedad no tenía otra posibilidad que adecuarse y ayudar en su formación. La anticoncepción disminuye pero no elimina estas conexiones y responsabilidades; pues nunca aspira a evitar todo nacimiento. A pesar de los anticonceptivos, los nacimientos siguen sucediendo… y hay que cuidar a los hijos.
Esto no sucede con el aborto por libre elección. El aborto previene de manera absoluta el nacimiento de un hijo. Por lo tanto, la decisión libre sobre el aborto “elimina” de las conciencias el vínculo entre el nacimiento y los causantes del embarazo. No importa que la sociedad haya favorecido el matrimonio o el sexo, por ejemplo, o que el marido haya insistido en el acto sexual cuando su esposa no lo quería. Es ella y sólo ella la que decide si el niño entra al mundo. Ella es la responsable. Por primera vez en la historia, el marido, el amante, el seguro social, o el patrón puede apuntar con el dedo a ella como la persona concreta que permitió la existencia de un ser humano no querido por uno de ellos.

Francia recomienda a mujeres que abortaron con Morín descartar SIDA

.- La plataforma Hazteoir.org informó que las autoridades sanitarias francesas recomendaron a las mujeres que se practicaron abortos legales con Carlos Morín, someterse al test del SIDA para descartar que fueron contagiadas con esta enfermedad.
"Como recuerda la Asociación de Víctimas del Aborto (AVA), el testigo protegido del caso Morín ya puso de manifiesto que el dueño de Ginemedex, Carlos Morín, padecía SIDA desde hacia nueve años. Una enfermedad de la que nunca informó a sus pacientes y que no le impidió seguir practicando abortos con sus propias manos", informó Hazteoir.org.
Ante ello, el Ministerio de Salud francés recomendó a las mujeres que pasaron por las clínicas abortistas de Morín, descartar esa enfermedad.
"Lamentamos profundamente que hayan tenido que ser las autoridades sanitarias francesas (y no las españolas) quienes lanzaran la alerta oficial de un médico abortista con SIDA en Barcelona", expresó María Teresa Rodríguez Pomatta, colaboradora de AVA.
Para Rodríguez Pomatta, es "penoso" que las autoridades españolas "parezcan más preocupadas de blindar a quienes se lucran con este negocio que proteger y cuidar la salud de las mujeres".
La colaboradora indicó que ante esta actitud de las autoridades españolas, AVA se ha ofrecido gestionar "urgente y gratuitamente" el análisis de infección de SIDA a todas las mujeres que hayan sufrido un aborto provocado con Morín y no se hayan sometido a dicho análisis.
"Somos conscientes de la doble victimización que han sufrido estas familias. Por una parte, han perdido a sus hijos; por otra, lo han hecho en condiciones insalubres", expresó por su parte un médico colaborador de AVA. El profesional recordó que "el tratamiento precoz en caso de haber sido infectadas por el virus VIH reduce la mortalidad y morbilidad notablemente".

CELAM creará nueva sección vida en conferencias episcopales del Continente

BOGOTÁ, 28 Sep. 08 (ACI).-En una reunión celebrada en esta ciudad, obispos y expertos del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) acordaron las bases para la creación de una sección vida en todas las conferencias episcopales del Continente, con el fin de defender la vida humana desde su concepción hasta la muerte natural.
Al destacar la iniciativa recogida de las conclusiones de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe realizada el año pasado en Aparecida, el grupo de trabajo estableció la conformación de comités de bioética de aplicación consultiva y académica que puedan brindar asesoría a los Episcopados latinoamericanos y a las diócesis particulares en la promoción de la vida en las distintas legislaciones de los países.
Además se estableció la formación de una Red latinoamericana y del Caribe Por la Vida
para unir diversas acciones e informaciones con el objetivo de ponerlos al servicio de todos los interesados.
El responsable de la Sección Vida del CELAM y Obispo Auxiliar de Río de Janeiro, Mons. Antonio Augusto Dias Duarte, señaló que el tema de bioética debe ser desarrollado por personas de distintas disciplinas, porque "la defensa de la vida siempre debe tocarse con propiedad, con una solidad base científica y a la luz de la fe".
"La Gran Misión Continental que se desprende de Aparecida nos invita a que todos nuestros pueblos defendamos la vida de manera integral. Tenemos que promocionarla con fuerza y con convicción. Por eso estamos trasladando diversas propuestas para que se formen secciones vida en todos los episcopados", agregó el Prelado
Por su parte, el Presidente de la Comisión de Bioética del Episcopado chileno, Mons Fernando Chomali, destacó la importancia de que "las comisiones de bioética puedan organizarse mejor para poder responder solidamente a los distintos ataques contra la vida".
"Lo que es un delito es considerado ahora un derecho y es por eso que es necesario que se de a conocer de manera clara lo que dice el magisterio en los temas de defensa de la vida. La ley natural nos ampara pero siempre debe estar enriquecida por la revelación", anotó.

Médicos católicos europeos alientan defensa de la vida desde concepción hasta muerte natural

.- La Federación Europea de Asociaciones Médicas Católicas, al finalizar su 11º Congreso, emitió un comunicado en el que expresó su firme compromiso por la defensa de la vida ante las amenazas actuales del aborto, la eutanasia, la manipulación genética, la creación de embriones híbridos; entre otras amenazas actuales.
Al iniciar sus conclusiones en el comunicado emitido al finalizar este evento, los galenos señalan que las "normas éticas y principios preceden a las leyes promulgadas y debería influir en su contenido de conformidad con la ley natural y la enseñanza de la Iglesia".
Seguidamente indican "que la toma de decisión sobre el tratamiento médico de los pacientes que depositan en nosotros su gran confianza, debe guiarse sobre todo por nuestra conciencia. La moral evaluación de la práctica médica no debe basarse en opiniones superficiales o tendencias en boga, sino que debe basarse en la sensibilidad de una conciencia formada de acuerdo al objetivo de las normas éticas comunes a todas las personas y que constantemente es defendido por la Iglesia".
"Con el fin de garantizar la libertad del ejercicio de la profesión, debemos de defender el derecho a la objeción de conciencia", precisan.
Tras resaltar la calidad moral intachable que debe tener un médico, los galenos indican que "la fuente y la base de todas las normas éticas es la inalienable dignidad de la persona humana en todo el transcurso de su vida: desde la concepción hasta la muerte natural".
Al referirse luego a la eutanasia, los médicos explicaron que rechazándola, "apoyamos el desarrollo de la medicina paliativa" y no admitiendo el aborto "buscamos asegurar el correcto cuidado de todo tipo de atención para la familia y el niño enfermo, tanto antes como después del nacimiento".
Seguidamente indicaron que eligen "el tratamiento de las causas subyacentes de la infertilidad y no por las sucesivas técnicas de reproducción artificial" y apoyan "el desarrollo de la investigación dentro de la utilización de células madre tomadas de los adultos y de la sangre del cordón umbilical, rechazando la utilización de embriones humanos para este propósito".
Tras expresar su compromiso para realizar labor de ayuda a los más necesitados, los médicos europeos precisaron que "la medicina debe ser practicada en condiciones dignas, que se deben tanto a los pacientes como a los médicos, y estamos constantemente afirmando que en nuestras actividades el bien de los pacientes tienen prioridad sobre otras obligaciones".

lunes, 29 de septiembre de 2008

CANADA - Mensaje Pastoral de los Obispos al termino de la Asamblea Plenaria en el 40 aniversario de la Encíclica “Humanae Vitae”

"Hay que descubrir y redescubrir el contenido profético de la Encíclica"
Ottawa (Agencia Fides) – Los Obispos de Canadá han publicado al termino de su Asamblea Plenaria celebrada del 22 al 26 de septiembre (ver Fides 22/9/2008) un Mensaje Pastoral en el 40 aniversario de la Encíclica “Humanae Vitae”, en el que invitan a todos los creyentes y descubrir y redescubrir en el mensaje de la Encíclica publicada por Pablo VI en 1968.
Los Obispos describen la Encíclica como un “documento profético”, especialmente por su visión sobre “la difícil evolución de dos instituciones humanas fundamentales, el matrimonio y la familia”. De hecho, el matrimonio y la familia “continua siendo atacados por la mentalidad anticonceptiva temida y rechazada por la Encíclica”. Sin embargo, la Encíclica “es mucho más que un no a la contracepción”, afirman los Obispos, pues más bien “propone una visión de toda la persona y de la misión a la que es llamada cada uno”.
En su Mensaje los obispos señalan la relación entre la Humanae Vitae y la doctrina de la “teología del cuerpo” de Juan Pablo II. Estas reflexiones de Juan Pablo II son una ayuda pedagógica para apreciar la reflexión teológica y pastoral de la Encíclica.
También para los Obispos el 40 aniversario de esta Encíclica constituye una oportunidad para profundizar en el extraordinario misterio del amor de Cristo: “El amor libre, total y fiel de Cristo quien dio su vida por su esposa la Iglesia y por sus miembros, es el amor al que están llamados de forma especial los esposos”.
Los Obispos concluyen su mensaje realizando un llamamiento a los católicos y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a “prometer y defender la vida y la familia” encontrando la inspiración “en la rica tradición de la Iglesia y trabajar incansablemente para salvaguardar la belleza y la grandeza del matrimonio y la familia”. (RG) (Agencia Fides 29/9/2008)
Links:
Texto completo del Mensaje Pastoral
http://www.cccb.ca/site/images/stories/pdf/humanae_vitae_en.pdf

domingo, 28 de septiembre de 2008

No es verdad que ha cambiado la visión cristiana sobre el aborto

header_original_modCarta del Caballero Supremo de Colón a Joe Biden, candidato a la vicepresidencia de Estados Unidos
WASHINGTON, domingo, 28 septiembre 2008 (ZENIT.org).- A continuación publicamos la carta abierta del Caballero Supremo de los Caballeros de Colón, Carl Anderson, dirigida al senador Joe Biden, candidato a la vicepresidencia de los Estados Unidos. La carta se ha publicado a toda página en varios periódicos de ese país.

* * *
Querido senador Biden:
Le escribo hoy como fiel católico, sobre un asunto que se ha convertido en un tema importante de preocupación en la campaña presidencial de este año.
Los obispos, que han hecho una manifestación pública ante sus afirmaciones sobre la postura histórica sobre el aborto, no están ni mucho menos solos. El senador Obama hizo hincapié en su identidad católica de forma repetida cuando le presentó como su candidato a la vicepresidencia, por lo que sus declaraciones tienen un peso considerable, sean correctas o no. Usted tiene ahora una responsabilidad única cuando hace declaraciones públicas sobre la enseñanza católica.
En Meet the Press de la NBC, usted apeló a los escritos del siglo XIII de Santo Tomás de Aquino para sembrar dudas sobre la enseñanza constante de la Iglesia católica sobre el aborto.
Esto plantea varios problemas.
Primero, Tomás tenía, obviamente, una comprensión medieval de la biología y, por ello, sólo podría especular sobre cómo se desarrolla un niño nacido en el vientre materno. Dudo que haya otra área de la política pública donde usted apelaría a los conocimientos de biología del siglo XIII como base para el derecho moderno.
Segundo, el punto de vista teológico de Tomás en cualquier caso enteramente concordante con la larga historia de enseñanza de la Iglesia católica en esta área, que sostiene que el aborto es un pecado grave que debe evitarse en cualquier etapa del embarazo.
Esta enseñanza se remonta en última instancia a la Didache, escrita en el siglo II. Se encuentra en los escritos de Tertuliano, Jerónimo, Agustín y Tomás, y ha sido reafirmada por el Concilio Vaticano II, que describía el aborto como "un crimen inefable" y sostenía que el derecho a la vida debe protegerse desde el "momento de la concepción". Esta constante enseñanza fue expuesta de nuevo recientemente el mes pasado en la respuesta de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos a las afirmaciones de la Portavoz del Congreso, Nancy Pelosi.
Las declaraciones que sugieren que nuestra Iglesia no ha mantenido una enseñanza constante sobre el aborto no son meramente incorrectas; pueden llevar a mujeres católicas que se enfrentan a embarazos críticos a malinterpretar la gravedad moral de la decisión de abortar.
No debería permitirse que una discusión sobre la comprensión medieval de los primeros días o semanas de la vida distrajera la atención de la parte que le queda de vida a un niño no nacido. En estos meses, incluso los médicos antiguos y medievales estaban de acuerdo de que el niño se desarrolla en el vientre materno.
Y como usted bien sabe, Roe v. Wade permite abortar en cualquier momento del embarazo. Aunque usted votó a favor de una prohibición parcial de los abortos, su apoyo incondicional a Roe es de hecho una aceptación de todos los demás abortos a largo plazo, por lo que es cuestionable que cite a Tomás.
Reconozco que tienen problemas con su conciencia respecto a este tema, y se ha dicho que usted acepta la enseñanza de la Iglesia de que la vida comienza en la concepción - como cuestión de fe. Pero la ciencia médica moderna no deja dudas sobre el hecho de que la vida de toda persona comienza en la concepción. No es un tema de creencias religiosas personales, sino de ciencia.
Finalmente, su desgana por llevar a la arena de la política pública sus puntos de vista de moral católica sobre el tema es preocupante.
Hubo varias notables ironías en su primera aparición como vicepresidente del senador Obama en las escaleras del viejo capitolio del estado en Sprigfield, Illinois.
Su elección como el primer estadounidense de color en ser nominado por un gran partido para presidente de los Estados Unidos tiene una deuda incalculable a dos movimientos que salieron adelante gracias a personas cuyas convicciones religiosas les motivaron para enfrentarse a los males morales de su época - el movimiento abolicionista del siglo XIX, y el movimiento de derechos civiles del siglo XX.
Su reunión en Springfield tuvo lugar a una milla más o menos de la tumba de Abraham Lincoln, quien en abril de 1859 escribió estas palabras a Henry Pierce: "Éste es un mundo de compensaciones; y quien no quiera ser esclavo, no debería consentir tener un esclavo. Quienes niegan la libertad a los demás, no la merecen para sí mismos; y bajo un Dios justo, no podrán retenerla por mucho".
Lincoln luchó contra la esclavitud en nombre de "un Dios justo" sin vergüenza o disculpas. Se enfrentó a una América en la que la ley no consideraba "personas" a los estadounidenses de color, y así no eran titulares de los derechos constitucionales fundamentales. Hoy, niños de todas las razas, que son plenamente viables, se les niega sólo a unos minutos de nacer el reconocimiento de "personas" debido al régimen Roe v. Wade que usted apoya con tanta fuerza. El razonamiento de Lincoln en cuanto a la esclavitud se aplica con igual fuerza a los niños que están a minutos, horas o días de su nacimiento.
Los fundadores estadounidenses comenzaron nuestra gran búsqueda nacional de la libertad al declarar que todos somos "creados iguales". Llevó casi un siglo transformar esa declaración en negrilla en una carta de derechos, y otros siglo más hacerla realidad. Los fundadores creyeron que "nuestro Creador nos ha dotado de ciertos derechos inalienables", y el primero de ellos es la "vida".
Usted tiene dos opciones: puede escuchar a su conciencia y trabajar por asegurar el derecho del no nacido a compartir los frutos de nuestra libertad arduamente ganada, o puede escoger darles la espalda.
En nombre del millón doscientos ochenta mil miembros de los Caballeros de Colón y sus familias en Estados Unidos, apelo a usted, como católico que reconoce que la vida comienza en la concepción, a que se resuelva a proteger este derecho inalienable. Me agradaría tener la oportunidad de discutir con más detalle y personalmente estos asuntos con usted durante las semanas que quedan hasta el 4 de noviembre.
Respetuosamente,
Carl A. Anderson
Caballero Supremo

¿Cuándo establecer el momento de la muerte?

header_original_modResponde la doctora Mantovani, de la Asociación de Médicos Católicos Italianos
ROMA, domingo, 28 septiembre 2008 (ZENIT.org).- Desde las páginas del diario vaticano "Osservatore Romano", un artículo firmado por Lucetta Scaraffia ha reabierto una cuestión que periódicamente suscita discusiones y perplejidad: la declaración de muerte de una persona humana.
Para responder a este interrogante, Zenit ha recogido declaraciones de la doctora Chiara Mantovani, presidenta de la Asociación de Médicos Católicos Italianos (AMCI) de Ferrara, Italia.
En primer lugar, la doctora Mantovani afirma la necesidad de aclarar los términos usados.
Según la experta italiana, el término "muerte cerebral" es "una expresión errada, dañina, desviada" pero lamentablemente demasiado usada como sinónimo de "muerte encefálica" que es otra cuestión. "Para dar una idea aproximada, es como si dijéramos que dormir profundamente es como estar muerto", explica.
En cambio, por "muerte encefálica" se entiende "el silencio eléctrico (la ausencia total, repetidamente registrada, de toda actividad en la corteza cerebral, en el puente y en el bulbo: todo el encéfalo) de toda estructura encargada de generar y coordinar cualquier otra actividad del cuerpo".
Ya de esta definición genérica, explica la doctora Mantovani, se puede comprender que "alguien que parece muerto pero respira por sí solo y su corazón palpita con autonomía no está muerto". Lo que sucede, añade, "es que una parte del encéfalo está dañada pero no todo: lo que regula el corazón y los pulmones funciona".
La doctora prefiere no entrar en el argumento de si la vida de esta persona sea o no digna, inútil, insoportable. "Estas son valoraciones diversas de la simple constatación de que la vida no ha abandonado ese cuerpo", afirma.
¿Cómo establecer la muerte?, se pregunta. "Detectando el cese de las funciones que conocemos necesarias para la vida: respiración y circulación", responde. Y aclara que debe ser un cese, no una interrupción temporal y breve. Esta interrupción puede ser de un cuarto de hora en un adulto y de media hora en un niño. Sin oxígeno, el corazón deja de funcionar y el cerebro (todo el cerebro) se daña y no puede cumplir su función de coordinación de las funciones vitales.
La doctora aclara que los términos "coma" y "estado vegetativo" no son equivalentes a la muerte encefálica, es decir "el estado en el que, por lo que sabemos hasta ahora, la capacidad de realizar los procesos vitales ha desaparecido".
Y afirma que hoy en Italia la ley permite la extracción de órganos sólo en el caso de muerte confirmada con criterios neurológicos que definan un cuadro de muerte encefálica y no cerebral. Es decir, "el electroencefalograma plano no es todavía muerte encefálica, no se extirpan los órganos si los centros profundos bulbares dan aún signo de actividad eléctrica".
En este sentido explica que los cuidados médicos de ayuda a la circulación y respiración para mantener el necesario aporte de oxígeno se hace durante el tiempo necesario "para la constatación rigurosa de los criterios de muerte encefálica. Habría que hacer entender que es precisamente un mecanismo de seguridad para constatar que no nos hemos equivocado, que no ha habido un fallo en un registro dando resultados erróneos".
La experta afirma que no se trata de un problema "católico": "Los teólogos católicos expresan posturas coherentes con la teología partiendo de los datos de razón proporcionados por otras disciplinas". En el caso de un paciente anencefálico, aclara, "debería ser controlado en aquella parte de encéfalo que conserva y sólo ser declarado muerto cuando llega el silencio eléctrico". Justo en este caso-límite, se aplica toda la prudencia señalada anteriormente.
La doctora comenta otra afirmación muy extendida que califica de "sorprendente", según la cual, el problema de los trasplantes no se resuelve con una definición médico-científica de la muerte sino a través de la elaboración de criterios ética y jurídicamente sostenibles y compartidos.
Una tal afirmación, según la doctora Mantovani, es "una invitación a prescindir de los hechos". Y se pregunta: "¿Qué puede apoyar legítimamente el juicio sino el conocimiento del hecho, en la medida en que es posible a la razón y a la experiencia?".
Si se prescinde de los hechos, se pregunta la experta, "¿la verdad donde apoyar el juicio debería derivar del acuerdo sobre lo que es justo? ¿Sometemos a votación los criterios de constatación de la muerte?".
Tratar de elaborar criterios ética y jurídicamente compartidos es especialmente complicado, explica la doctora Mantovani.
"El problema ético --afirma-- tiene una (aparente) simple solución: se dispone con respeto del cadáver, se trata con respeto al viviente. Me parece superfluo detenerme en la diferencia entre ‘disponer' y ‘tratar'".
"La naturaleza de cosa, aunque noble, del cuerpo muerto corresponde a la sustancia cadavérica; la naturaleza de persona del cuerpo viviente corresponde a la sustancia del ser. La ética respecto a la una y la otra se aplica cuando reciben un tratamiento adecuado a su respectiva naturaleza", puntualiza.
En cambio el problema jurídico --indica-- es más complejo porque se trata de traducir a la práctica normas válidas para cada situación: "En un panorama ético y social dividido, y más todavía, fragmentado, como el moderno, esta es una operación cada vez más compleja. Pero si también la legislación se aleja de la concreción del dato conocido y honestamente reconocido, y se cae en la trampa de la concertación, entonces no sé imaginar qué posibilidad puede tener la ética de encontrar un fundamento común", concluye.

Pocos bebés con síndrome de Down llegan a nacer

header_original_modPor el padre John Flynn, L. C.
El debate estadounidense se extiende por el planeta
ROMA, domingo, 28 septiembre 2008 (ZENIT.org).- Una de las consecuencias de la nominación de la gobernadora Sarah Palin, como candidata a la vicepresidencia por el Partido Republicano, ha sido una mayor atención al síndrome de Down.
El 18 de abril, Palin dio a luz a Trig Paxon Van Palin, a quien los médicos diagnosticaron síndrome de Down el pasado diciembre, informaba Associated Press el 3 de mayo.
Un artículo del columnista Michael Gerson, publicado el 10 de septiembre en el Washington Post, observaba que, cuando los análisis revelan síndrome de Down en un niño nacido, cerca del 90% son abortados.
Y añadía que el número de niños abortados con síndrome de Down podría aumentar, si se escucha la recomendación que hizo el año pasado el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos. El colegio animó a que se hiciera la prueba para el síndrome de Down a todas las mujeres embarazadas, no sólo a las de más edad que, por ello, tienen más posibilidades de tener niños afectados por esta enfermedad.
Gerson admitía, sin embargo, que los niños nacidos con síndrome de Down "no son vistos por sus padres como una maldición sino como una compleja bendición". Muchos médicos y consultores, no obstante, animan a las madres a abortar en vez de seguir adelante con un embarazo con síndrome de Down, observaba.
Esta práctica de acabar con vidas "imperfectas", continuaba Gerson, no puede separarse de cómo miramos y tratamos a toda persona con discapacidad. "Y esto alimenta un darwinismo social en el que el más fuerte es visto como mejor, el dependiente es considerado menos valioso, y al débil, en ocasiones de le debe eliminar", concluía.
Verdades reveladoras
A pesar de las dificultades de criar a un niño con síndrome de Down, algunos periódicos han publicado historias que subrayan las experiencias positivas de los padres de tales niños.
Criar a un niño con síndrome de Down puede revelar muchas verdades profundas sobre los padres y sus hijos, informaba el 14 de septiembre el Washington Post.
El artículo describía la situación de Adrianne Pedlikin, madre de tres hijos, incluyendo a uno de 10 años con síndrome de Down. El artículo reconocía las dificultades y desafíos de cuidar a un chico con síndrome de Down, pero describía cómo, al mismo tiempo, Adrianne y su marido Philip declaraban su amor por su hijo y afirmaban que su nacimiento había cambiado de modo positivo su forma de ver el mundo.
El artículo también refería la experiencia de otras familias, que con frecuencia encontraban oposición de las instituciones educativas a la hora de buscar que se permitiera ir a la escuela a sus hijos con síndrome de Down. También solían encontrarse con que otros padres tendían a excluirlos y que sus hijos no recibían invitaciones a jugar de otros chicos.
Otro testimonio personal sobre la experiencia positiva de ser padre de un niño con síndrome de Down fue publicado el 2 de junio en el periódico británico The Guardian. Annie Rey describía cómo, mientras crecía, le aterrorizaban las personas con discapacidades. Luego sobre los 40 se quedó embarazada y descubrió que su hijo tenía síndrome de Down.
"Durante el embarazo pasaba del optimismo a la desesperación: optimismo de que el niño, que a las 20 semanas sabíamos que era un chico, no tuviera Down, y desesperación porque sí", escribía.
Su hijo Paddy tiene ahora dos años, y ella ha aceptado la idea de tener un niño con Down. Afirmaba haberse dado cuenta que "él no era un diagnóstico", sino un niño con muchas cualidades.
"Creo firmemente que si mi precioso chico no existiera, nuestro mundo, y probablemente el mundo en general, sería un lugar más pobre", concluía.
Feliz y con síndrome de Down

Desde Canadá, la familia Shaw contaba su experiencia con un niño con síndrome de Down en un artículo publicado el 2 de marzo en el Ottawa Citizen. Michael y Lesley Shaw hubieran abortado si hubieran sabido que su hija, Sydney, tenía síndrome de Down, declararon al periódico.
Ahora que Sydney tiene 9 años, su padre declaraba que han cambiado su mente y ahora consideran a su hija como "una niña maravillosa y feliz".
"Ella ha enriquecido mi vida hasta un grado punto que no creí que fuera posible", afirmaba Michael Shaw. "Ha hecho que me centre en la vida, en lo que tiene valor y en lo que no tiene valor, y en lo que consideramos valioso".
Michael Shaw forma parte del equipo directivo de la Sociedad Canadiense para el Síndrome de Down, una organización preocupada por la llegada de pruebas prenatales más amplias en Canadá y lo que eso significa para los niños con síndrome de Down.
En febrero de 2007, la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Canadá publicaba nuevas directrices recomendando que se ofreciera a toda mujer, sin importar su edad, el análisis genético prenatal no invasivo.
Según el Ottawa Citizen cerca del 80%-90% de las mujeres canadienses a las que se diagnosticó en su hijo el síndrome de Down eligieron abortar.
Se están desarrollando nuevas pruebas que harán más fácil, si cabe, la práctica de los padres que eliminan a los hijos menos perfectos. El 21 de junio el periódico Times de Londres informaba de una prueba experimental, desarrollada por un equipo de la Universidad china de Hong-Kong, que promete mostrar si un feto tiene síndrome de Down a través de una prueba con la sangre de la madre.
Prueba de muerte

Actualmente se están utilizando pruebas más invasivas y peligrosas como la peligrosa amniocentesis y muestras de tejido coriónico. Estos procedimientos exigen penetrar una aguja en el vientre materno para remover el líquido amniótico que rodea al feto, o una pequeña porción de la placenta. El Times añadía que estas técnicas provocan un aborto en una de cada 100 mujeres, y 320 embarazos sanos se pierden cada año en Gran Bretaña debido a pruebas para el síndrome de Down.
La nueva prueba está todavía en fase de experimentación, pero podría ser de uso público en unos pocos años.
Los peligros de las pruebas del síndrome de Down son, sin embargo, mucho mayores, según un artículo publicado en el periódico británico The Observer el 14 de septiembre. Nuevas investigaciones revelan que por cada tres niños con síndrome de Down que se evitó que nacieran, se malograron dos bebés sanos por la utilización de métodos para detectar dicha afección.
Las nuevas investigaciones, publicadas hace poco en la revista Down Syndrome Research and Practice, sostenían que para detectar y prevenir el nacimiento de 660 bebés con Down, se perdieron 400 fetos sanos.
Estos números son más altos de los proporcionados por el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, que cita un índice de abortos del 1% al 2% como consecuencia de las pruebas invasivas de la amniocentesis y de las muestras de tejido coriónico.
The Observer comentaba que, aunque los autores de la investigación, Frank Buckley u Sue Buckley, pertenecen a la organización Down Syndrome Education International, y pueden ser acusados de tendenciosos, sus descubrimientos han sido mostrados a numerosos expertos que han respaldado positivamente sus resultados.
Mejores cuidados

Un artículo publicado el 8 de septiembre en el periódico Salt Lake Tribune comentaba que a los niños con síndrome de Down se les etiqueta al nacer, y suelen sufrir mucho. En los últimos años, la última generación de niños con síndrome de Down ha permanecido con sus familias.
Además, los avances en los cuidados médicos y en la educación han dado como resultado que vivan vidas más plenas, con frecuencia terminando los estudios precedentes a la universidad y desempeñando trabajos.
Queda mucho por hacer, afirmaba Madeleine Will, vicepresidenta de política pública de la National Down Syndrome Society, en un artículo publicado el 9 de septiembre en USA Today.
Junto con un mayor acceso a la educación, Will indicaba que se debería exigir a los médicos que proporcionaran a los padres, que reciben el diagnóstico prenatal y postnatal, una información más detallada sobre el síndrome de Down, incluyendo datos sobre la esperanza de vida y contactos de grupos de apoyo locales.
También pedía una mayor asistencia económica para las familias con niños con síndrome de Down. Irónicamente, sólo cuando se abren nuevas posibilidades para los afectados con síndrome de Down, nuevas pruebas y más persuasión de la profesión médica amenazan con aumentar la presión sobre los padres para que pongan fin a estas vidas inocentes.

Verástegui pide a hispanos en California votar a favor de Proposición 4

.- El actor Eduardo Verástegui se sumó a la campaña pro-vida en California para lograr el apoyo de los votantes a la llamada Proposición número 4 que permitirá a los padres de familia ser notificados cuando sus hijas menores de edad soliciten un aborto en alguna clínica local.
Verástegui grabó un video explicando la Proposición número 4, también llamada Ley de Sarah –en memoria de una niña que murió por un aborto legal al que fue sometida sin el conocimiento de sus padres.
En el video, el actor sostiene que “en California, una joven menor de 18 años no puede ir a un salón a broncearse la piel, no puede ponerse un arete, no se le puede proporcionar una aspirina” en la escuela sin el consentimiento de los padres, “pero un doctor puede practicarle un aborto químico o quirúrgico sin tener que informarle a algún miembro de su familia”.
Verástegui recuerda que la Proposición número 4 –que será sometida a consulta popular en las elecciones de noviembre próximo- “requeriría que el doctor notifique cuando menos a un miembro adulto de la familia antes de practicarle un aborto a una joven menor de 18 años”.
El actor recuerda que las jóvenes están más seguras “cuando sus padres o algún miembro de la familia están informados de la situación médica, ya que éstos pueden ayudarla a entender todas sus opciones, obtener el cuidado adecuado, y encontrar la mejor solución a los problemas que llevaron a esta situación”.
Asimismo, advierte que “es común que hombres adultos embaracen a mujeres menores de edad y después recurran a abortos secretos para cubrir sus crímenes sexuales”.
Verástegui precisa que en la actualidad “más de 30 estados tienen leyes de participación de progenitores familiares vigentes como la Proposición número 4” y han “experimentado reducciones reales en abortos y en enfermedades transmitidas sexualmente entre los jóvenes”.
El video completo se encuentra en http://www.youtube.com/watch?v=3IMOlAPTRWc

sábado, 27 de septiembre de 2008

Noticias de "el fichero de Cruz y Fierro"

Triste día: Eutanasia en Neuquén
Hay plazo de seis meses para reglamentarla
Polémica en Neuquen por ley de "muerta digna"
Se aprobó en la legislatura neuquina. Se intenta que el enfermo, en etapas de conciencia, pueda optar por no prolongar su vida. José Russo, autor de la norma, afirmó que la ley es "avanzada en el mundo".

El modelo del progresismo
según el informe "Futuros posibles 2020" presentado hoy por APD y Hay Group, España será, en 2040, "el país más viejo del mundo"
Redacción Madrid. 25 de septiembre. España será, en 2040, "el país más viejo del mundo" con la mitad de la población por encima de los 55 años, y casi el 40 por ciento de origen extranjero.

Australia: Hospitales católicos desafía la nueva ley del aborto
(The Age) En Victoria, los 15 hospitales católicos le dijeron a sus médicos y enfermeras que antes de referenciar pacientes a clínicas abortistas como manda la nueva ley, pueden quebrantarla.
Ayer, una reunión de los directivos de los hospitales católicos acordó unánimemente oponerse a la nueva ley de aborto propuesta y que será debatida en el Parlamento el próximo mes. El proyecto requiere que los doctores que objeten en consciencia a realizar un aborto deben referenciar a su paciente a un médico que no tengan tal objeción.
"No podemos en buena fe procurar un aborto o referenciar a un abortista", dijo Martin Laverty, ejecutivo jefe de Catholic Health Australia, que actuó de vocero. "No podemos obligar a nuestros doctores a cumplir la ley. En el caso de que la ley sea aprobada, nos aseguraremos de que nuestro personal pueda examinar su consciencia", dijo. Cuando se le preguntó directamente si los hospitales aconsejarán a sus doctores que quebranten la ley, no respondió. Dijo que la política de los hospitales católicos no se modificará, pero que confían en que la ley será corregida en la Cámara alta para que no se llegue a eso. Asimismo se aseguró que la Asociación Médica Católica ha contratado abogados para que argumenten en la justicia que la ley de aborto entra en conflicto con la Carta de Derechos Humanos australiana, promulgada en 2006, que crea el derecho al libre examen de consciencia.
Más temprano, el arzobispo de Melbourne, Mons. Denis Hart, aseguró que los hospitales católicos se verán obligados a cerrar sus salas de maternidad y emergencias, o cerrar, o terminar su relación con la Iglesia católica. La Asociación Médica Australiana se negó a especular sobre el posible efecto en el sistema de salud estatal si los hospitales católicos cierran sus maternidades y salas de emergencias.
The Age cree que, al menos en Melbourne, en algunos hospitales católicos opera un sistema de referencias "informales" para aconsejar a quienes quieren hacerse un aborto. Sin embargo, la posición oficial de la Asociación Médica Católica es que los hospitales sólo ofrezcan "consejo y cuidado" a las mujeres que busquen abortar.
El arzobispo Hart también se refirió al requerimiento de la nueva ley respecto a que los doctores estén obligados a realizar un aborto en caso de emergencia para salvar la vida de la madre. Sin embargo, el Sr. Laverty dijo que en esto los hospitales católicos tienen la misma política que los no católicos: salvar la vida de la madre.
El primer ministro en ejercicio de sus funciones Rob Hulls -quien votó contra el proyecto en la Cámara baja- se vio forzado ayer a defender la ley. "Esta legislación deja en claro que ningún doctor u hospital puede ser forzado a realizar un aborto." "Si el personal o el hospital tienen alguna cuestión ética... simplemente no debe realizar esos procedimientos." No cree que los hospitales católicos cierren sus salas de emergencia o maternidad por la cuestión de las referencias. "No es que ellos deban referenciar una mujer a alguien para que realice un aborto, sino a alguien que no tiene los mismos dilemas éticos o morales", lo que -según él- es consistente con los protocolos médicos existentes.

Monseñor Collazi: La familia, uno de los principales problemas de Uruguay

header_original_modEl presidente de los obispos uruguayos invita al Papa, de parte del Gobierno, a visitar el país
CASTEL GANDOLFO, viernes 26 de septiembre de 2009 (ZENIT.org) "La desvalorización de la vida y el continuo deterioro de la institución familiar" son, según explicó a Benedicto XVI monseñor Carlos Collazi, obispo de Mercedes y presidente de la Conferencia Episcopal de Uruguay, algunos de los problemas más importantes del país.
El presidente del órgano colegial de los obispos uruguayos encabezó la delegación de los pastores de las diez diócesis del país, en la audiencia con el Papa mantenida este viernes en el Palacio Apostólico de Castel Gandolfo, con motivo de la visita "ad limina apostolorum", que los prelados están realizando estos días.
El prelado se refirió a esta cuestión también durante una entrevista concedida al diario vaticano "L'Osservatore Romano" (edición diaria en italiano del 25 de septiembre), y en especial a la ley del aborto que actualmente se debate en el Parlamento, junto con otras leyes "contrarias a la dignidad humana".
"Confiamos en que algunas de estas leyes no lleguen a aprobarse", explicó el obispo de Mercedes, quien aseguró que, en el caso de la despenalización del aborto, el presidente del Gobierno, que es médico de profesión, le ha asegurado que no se hará.
Otro de los problemas que monseñor Collazzi explicó al Santo Padre fue "la crisis demográfica y el envejecimiento de la población", y la "violencia generalizada", especialmente la "creciente violencia doméstica" y el fenómeno de los "niños de la calle".
A nivel político, añadió, existe una "creciente confrontación que impide ver lo positivo en el otro y que paraliza", además de un "desencanto" de la población "ante la no realización de cambios prometidos".
"Somos conscientes de los cambios rápidos y profundos que afectan fuertemente a nuestra sociedad y de los desafíos pastorales que nos plantean. No nos resulta fácil discernir en la complejidad de la situación en que vivimos. Somos optimistas a la vez, que animamos a no caer en el desconcierto o en la búsqueda de respuestas inmediatistas y simplistas", añadió.
Evangelización
El obispo, en nombre de todos los prelados uruguayos, destacó la urgencia de una nueva evangelización del país como uno de los tres objetivos fundamentales de la Iglesia en Uruguay, y en conexión con la misión que se ha puesto en marcha en todo el continente.
"Nuestro peregrinar de este año será para ponernos decididamente en clima de Misión Continental que su Santidad impulso y animó en Aparecida, y en el reciente Mensaje al concluir el Congreso Misionero en Ecuador", explicó monseñor Collazzi.
En la entrevista concedida a L'Osservatore Romano, el prelado explicó que Uruguay "ha vivido anticipadamente un cierto laicismo que ahora están atravesando otros países".
En este sentido, el prelado destacó ante el Papa las dificultades que atraviesa la escuela católica, y "su lucha diaria por subsistir. Se mantiene fundamentalmente con el aporte sacrificado de las familias", explicó.
Por último, el prelado quiso transmitir al Papa la invitación realizada por las autoridades de Uruguay para que visite el país.
"El presidente de la República, en la última audiencia concedida al Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal nos pidió expresamente le trasmitiera sus saludos, y reiterara su invitación a visitarnos. ¡De parte nuestra le decimos que sería una gracia recibirlo en nuestro Uruguay!", concluyó.

El Papa pide a los obispos de Uruguay que sigan defendiendo la vida humana

header_original_modEsta “valentía” es más necesaria que nunca, asegura
CASTEL GANDOLFO, viernes 26 de septiembre de 2008 (ZENIT.org).- Benedicto XVI pidió este viernes a los obispos de Uruguay que "no se cansen" de proclamar abiertamente las enseñanzas de la Iglesia, especialmente en lo tocante a la defensa de la vida.
"Sé de vuestros esfuerzos por defender la vida humana desde la concepción hasta su término natural y pido a Dios que den como fruto una conciencia clara en cada uruguayo de la dignidad inviolable de toda persona y un compromiso firme de respetarla y salvaguardarla sin reservas", afirmó el Papa en el discurso que dirigió a los prelados que recibió en Castel Gandolfo con motivo de la visita ad limina apostolorum.
Es necesario, añadió, "proclamar las enseñanzas de la Iglesia en su integridad, con la valentía y la persuasión propias de quien vive de ella y para ella".
Esta "valentía" es, aseguró, "tanto más necesaria en un tiempo en que otras muchas voces tratan de acallar a Dios en la vida personal y social, llevando a los hombres por derroteros que socavan la auténtica esperanza y se desinteresan de la verdad firme en la que puede descansar el corazón del ser humano".
El obispo de Roma invitó a los prelados a "no desanimarse" a la hora de defender "los valores morales de la doctrina católica, que a veces son objeto de debate en el ámbito político, cultural o en los medios de comunicación social, como son los que se refieren a la familia, la sexualidad y la vida".
En este sentido, destacó la importancia de la labor de los sacerdotes "a los que se ha de animar constantemente para que no se acomoden al ambiente imperante en el mundo".
La gente hoy, explicó el sucesor de Pedro, "anhela sobre todo palabras aprendidas del Espíritu, más que de saberes puramente humanos".
En este sentido, la formación de los sacerdotes "debe prevalecer lo que ha de distinguir por encima de todo a un ministro de la Iglesia: el amor a Cristo, una seria competencia teológica en plena sintonía con el Magisterio y la Tradición de la Iglesia, la meditación constante y personal de su misión salvadora y una vida intachable acorde con el servicio que presta al Pueblo de Dios".
"De este modo darán testimonio fiel de lo que predican y ayudarán a sus hermanos a huir de una religiosidad superficial y con escasa incidencia en los compromisos éticos que la fe comporta", añadió.
A la delegación de obispos, encabezada por el presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Carlos María Collazzi, obispo de Mercedes, les animó a cultivar la "unidad efectiva y afectiva del colegio episcopal".
Esta unidad, añadió, debe ser "ejemplo visible para promover el espíritu de hermandad y concordia en vuestros fieles e incluso en la sociedad actual, tantas veces dominada por el individualismo y la rivalidad exasperada".
Les invitó a no dejarse llevar por el desaliento" ante la "indiferencia o apatía religiosa", y a que no el servicio a los pobres "mediante las obras caritativas de las comunidades eclesiales".
"En situaciones difíciles, que también afectan a los uruguayos, la Iglesia está llamada a mostrar la grandeza de corazón, la solidaridad y capacidad de sacrificio de la familia de los hijos de Dios para con los hermanos en dificultad", concluyó el Papa.
Uruguay, de unos 3 millones y medio de habitantes, es una de las naciones de América Latina con el índice más bajo de práctica religiosa. Si bien el número de los bautizados supera el 72%, según algunas estadísticas, tan sólo el 47.1% se considera católico. Según estos datos, el 23.2% de la población no se reconoce en ninguna confesión religiosa.

Es posible superar las crisis matrimoniales, asegura el Papa

header_original_modRecuperar la esperanza para que vuelva arder la llama del amor
CIUDAD DEL VATICANO, viernes 26 de septiembre de 2008 (ZENIT.org).- Benedicto XVI no sólo está convencido de que es posible superar las crisis matrimoniales, sino que además constata que la relación de las parejas que lo logran se hace más profunda, su amor queda reforzado.
Ahora bien, para que la llama del amor vuelva a arder, el Papa constata la necesidad de personas que apoyen en los momentos de oscuridad a los cónyuges, sobre todo dándoles esperanza, contra la corriente común hoy día de presentar el divorcio como la solución más fácil.
Así lo explicó este viernes al recibir a los participantes en el encuentro internacional del movimiento Retrouvaille (http://www.retrouvaille.org), iniciativa surgida de la "providencial la intuición" --así la calificó el Santo Padre-- del matrimonio canadiense Guy y Jeannine Beland, en 1977, para ayudar a las parejas en grave crisis.
El obispo de Roma consideró que la crisis conyugal --hablaba de "crisis serias y graves"-- constituye una realidad "con dos caras".
Por una parte, explicó, "se presenta, especialmente en su fase aguda y más dolorosa, como un fracaso, como la prueba de que el sueño ha terminado o se ha transformado en una pesadilla y, por desgracia, 'no hay nada que hacer'".
Ahora bien, según el Papa "hay otra cara, que nosotros desconocemos con frecuencia, pero que Dios ve". Toda crisis, "constituye el paso a una nueva fase de la vida", una "esperanza más grande que la desesperación".
Es en ese momento cuando la labor de personas como las que participan en el movimiento Retrouvaille es necesaria, indicó el Papa.
"En los momentos más oscuros, los cónyuges han perdido la esperanza; entonces se da la necesidad de otras personas que la custodien, de un 'nosotros', de una compañía de auténticos amigos que, con el máximo respeto, pero también con sincera voluntad de bien, estén dispuestos a compartir algo de su propia esperanza con quien la ha perdido. Pero no de manera sentimental o superficial, sino organizada y realista".
De este modo, en el momento de la ruptura, ofrecen a la pareja "una referencia positiva en la que confiar frente a la desesperación".
"De hecho, cuando la relación degenera, los cónyuges caen en la soledad, tanto individual como de pareja. Pierden el horizonte de la comunión con Dios, con los demás y con la Iglesia". Entonces, indicó, encuentros como los que presenta Retrouvaille, ofrecen el "agarradero" "para no perderse totalmente, y para volver a subir poco a poco la cuesta".
Por este motivo, presentó a las personas que ayudan a las parejas en crisis como "custodios de una esperanza más grande para los esposos que la han perdido".
"Cuando una pareja en dificultad o --como demuestra vuestra experiencia-- incluso ya separada, se encomienda a María y se dirige a Aquél que ha hecho de los dos 'una sola carne', puede estar segura de que la crisis se convertirá, con la ayuda del Señor, en un momento de crecimiento, y que el amor quedará purificado, madurado, reforzado".
Esto, advirtió Benedicto XVI, "sólo lo puede hacer Dios, que quiere servirse de sus discípulos como de válidos colaboradores para acercarse a las parejas, escucharlas, ayudarlas a redescubrir el tesoro escondido del matrimonio, el fuego que ha quedado sepultado bajo las cenizas".
"Reaviva y hace que vuelva a arder la llama; ciertamente no como en el enamoramiento, sino de una manera diferente, más intensa y profunda: ahora bien, es siempre la misma llama", afirmó.
El Programa Retrouvaille, según explica e su página web, consiste en vivir un fin de semana combinado con una serie de 6 a 12 sesiones de fin de semana durante tres meses.
Ofrece instrumentos para ayudar al matrimonio a reordenar su vida. El programa subraya particularmente la comunicación en el matrimonio entre el hombre y la mujer, dando a los esposos la oportunidad de redescubrirse mutuamente y de examinar sus vidas juntos de una manera positiva y nueva.

AUSTRALIA - El 5 de octubre se celebra en Melbourne una Jornada de Oración con el fin de frenar la ley sobre el aborto

Melbourne (Agencia Fides) – Estamos frente una real amenaza contra la vida naciente y un gran peligro para los hospitales católicos: con estas motivaciones el Arzobispo de Melbourne, Su Excelencia Mons. Denis Hart, ha escrito una Carta Pastoral y ha convocado una especial Jornada de oración por la Vida, llamando a toda la población cristiana a manifestarse en contra de la ley sobre el aborto que está en plena discusión (y será votada el 7 de octubre) en la Asamblea Legislativa local del estado de Victoria (Australia Meridional), la cual permite la interrupción voluntaria del embarazo dentro de las 24 primeras semanas de gestación.
La ley, explicó el Arzobispo, “no proporciona ninguna protección a la vida naciente y no ofrece ni siquiera algún tipo de apoyo a la mujer que quiere interrumpir un embarazo no programado o difícil”. El Arzobispo ha escrito una carta oficial a los miembros de la Asamblea Legislativa invitándolos a no aprobar la nueva normativa sobre el aborto por una cuestión fundamental de respeto por los derechos humanos, del niño y de la mujer.
Además, existe un fuerte peligro para todas las estructuras católicas: si se aprueba esta ley, ella pondría en serias dificultades a los centros de salud católicos y a los médicos objetores de conciencia, obligándolos –si pretenden respetar su propia conciencia y los valores de la propia fe– a actuar contra la ley. Se trata, pues, de un problema real, ya que los hospitales católicos realizan cerca de un tercio de los alumbramientos en el estado de Victoria. Por todas estas razones, Mons. Hart ha llamado a la comunidad católica a una Jornada especial de oración por la vida, que se realizará el 5 de octubre, durante la vigilia previa al voto de la Asamblea, en toda la diócesis, en las parroquias y asociaciones, y ha anunciado una vigilia de oración en la que estará presente el Obispo, en la Catedral de Saint Patrick, para rezar junto con todos los hombres de buena voluntad por el respeto a la vida y por el derecho de los niños y de las madres. (PA) (Agencia Fides 26/09/2008)

Aprovechan viaje de obispos para impulsar ley que viola derechos de padres panameños

.- Diversos grupos pro-familia denunciaron que los Ministerios de Salud y Educación aprovecharon la ausencia de los obispos católicos –que se encuentran de visita ad limina en el Vaticano– para presentar ante el pleno de la Asamblea Nacional un polémico proyecto de ley de salud sexual y reproductiva que violaría el derecho de los padres de familia a decidir sobre la educación sexual de sus hijos.
El referido proyecto ha sido elaborado por la Comisión Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, conformada por el Ministerio de Educación, Ministerio de Desarrollo Social, Ministerio de Salud y entidades civiles.
Aunque el proyecto es promovido como un arma para mejorar los indicadores de salud materna, embarazos precoces y SIDA, ha sido severamente cuestionado por otorgar llamados "derechos sexuales" a los menores de edad, "quitándonos a los padres la posibilidad de involucrarnos y corregir con amor, los comportamientos sexuales peligrosos de nuestros hijos", según informaron fuentes pro-familia a ACI Prensa.
Las mismas fuentes denunciaron que el proyecto fue presentado "aprovechando la visita de nuestros obispos a Roma".
Asimismo, denunciaron que la Ministra de Desarrollo Social, Maria Roquebert, "ha dicho que la ley había sido ‘consensuada con la Iglesia Católica’. Eso es una gran mentira".
En efecto, desde Roma y antes que se presente el proyecto, el Presidente de la Conferencia Episcopal Panameña y Obispo de David, Mons. José Luis Lacunza, declaró a Radio Vaticana que como ocurre en otras regiones del mundo, también en Panamá se libran batallas por la defensa de la familia y de la vida.
"En Panamá sufrimos esos ataques más o menos directos o solapados; en estos dos últimos años en los que se ha hecho intentos en las áreas de salud y educación, de introducir bajo el título de salud sexual y reproductiva y educación para el amor, en las leyes de salud y programas de educación bajo la perspectiva de género, sexo seguro, una formación", indicó el Obispo.
Consultada por ACI Prensa, Daisy de Guevara, secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Pastoral Familiar, consideró que "de ser cierto que están aprovechando la ausencia de los obispos para aprobar esta ley, como ciudadana, pienso que se trata de una actitud irresponsable e irrespetuosa".
"En consultas previas a la sociedad panameña, la Iglesia ha mostrado muy claramente su oposición a este anteproyecto de ley. Muchos artículos riñen con los principios de la Iglesia. La perspectiva de género, es decir que hay un cuerpo disociado de la psicología y la espiritualidad no es compatible con la visión integral de la persona humana de la moral católica. Los nuevos ‘sexos’ y la homosexualidad están contemplados maquilladamente en este proyecto y nosotros creemos que estos no son inocuos sino fuente de una serie de problemas y sufrimiento para estas mismas personas. Este es un tema no negociable para la Iglesia Católica", explicó.
Por su parte, Juan Francisco de la Guardia Brin, Instituto Panameño de Educación Familiar, denunció en un artículo publicado por el diario La Prensa que el proyecto en cuestión "distorsiona la grandeza de la sexualidad humana, pues hace obligatoria la educación sexual basada en la perspectiva de género e introduce una ideología contraria a la promoción de la familia como pilar de nuestra sociedad".
"No solo se introduce una concepción hedonista y equívoca de las relaciones sexuales enseñando a niños y adolescentes desde tempranas edades las diferentes alternativas de orientación sexual. Bajo la premisa de evitar los embarazos en adolescentes y las enfermedades de transmisión sexual como el VIH/sida, expone a los menores de edad al uso indiscriminado de métodos anticonceptivos artificiales a tempranas edades con poca o ninguna supervisión médica, y se patrocina la promiscuidad, lo que hará aumentar aún más los índices de embarazos en adolescentes y el contagio de enfermedades de transmisión sexual, que pueden llevar hasta la muerte", explicó.
Para de la Guardia "es inadmisible que se impida a los padres conocer y tomar decisiones en los riesgos y dificultades que enfrenten sus hijos. Y eso es lo que se pretende con el artículo de ‘derecho a la confidencialidad’. En ese artículo se imponen sanciones a quienes divulguen información de cualquier persona y de cualquier edad que haya consultado a quien sea respecto al tema de sexualidad y reproducción".
"Son los padres de familia a quienes les pertenece el derecho y el deber de velar por el sano desarrollo integral de sus hijos menores de edad", recordó.
"Los proponentes de esta ley, los que voten por ella en la Asamblea Nacional y quienes sean cómplices en su cumplimiento, tendrán que hacerse responsables penal y civilmente de los estragos que causen a cualquier persona a nivel físico, psíquico, moral y espiritual", indicó.

Youtube.com elimina versión completa de video sobre aborto e hispanos

.- El portal de videos YouTube.com retiró de Internet la versión completa de "Dura Realidad", una poderosa producción presentada por el actor mexicano Eduardo Verástegui para informar a los votantes hispanos sobre el negocio del aborto y la postura del candidato presidencial demócrata Barack Obama.
El video sin editar, con explícitas imágenes de abortos reales practicados en Estados Unidos, puede verse en el sitio web www.durarealidad.com
En el video, Verástegui denuncia que los hispanos son los más afectados por la industria del aborto.
"El aborto no solamente es un negocio muy lucrativo sino que también es utilizado por personas racistas como un medio para eliminar a nuestra gente ya que ellos piensan que somos una amenaza para la democracia en este país", sostiene Verástegui.
Verástegui asegura que "es necesario ponerle un fin al aborto y los candidatos políticos juegan un papel muy importante en este tema".
El actor recuerda que "Obama apoya los abortos realizados durante los últimos meses del embarazo"; "apoya los inhumanos abortos por nacimiento parcial"; y "quiere financiar abortos con los impuestos que pagamos usted y yo".
Asimismo, sostiene que "como legislador, Obama votó en diversas ocasiones en contra de una ley que buscaba proteger a los bebés que habían sobrevivido a un aborto, que habían nacido vivos".
"A Obama le interesa más mantener la legalidad del aborto que el bienestar de los bebés, los niños y las familias de este país", denuncia Verástegui y pide a los hispanos unirse y hacer "algo para defender la vida en todo momento, desde su concepción hasta su muerte natural".

Ex "rey del aborto" y ahora defensor de la vida urge a proteger a no nacidos en EEUU

.- Hasta mediados de los años 70's el médico Bernard Nathanson realizó más de 60 mil abortos. Con la aparición del ultrasonido, pudo darse cuenta de que esta práctica era un asesinato. Ahora, como parte de su campaña en defensa de la vida de los no nacidos, alienta a los estadounidenses en Dakota del Sur a no votar por una ley que intenta establecer este criminal procedimiento.
Nathanson aparece en un aviso televisivo en el que explica que él junto a otras personas fundaron la organización anti-vida NARAL para "exportar nuestra mentalidad abortista por todo el país" y precisa además que "una de nuestras estrategias para confundir a los estadounidenses era negar lo que sabíamos era verdad, que un aborto mata a un ser humano".
"Este fue el más grande error de mi vida y el más grande error en la historia de nuestra nación", añade.
Este aviso es parte del esfuerzo pro-vida del grupo VoteYesForLife.com para no votar por una ley que permita el aborto en Dakota del Sur. Esta campaña exigía reunir por lo menos 18 mil firmas, pero según indica esta asociación, se llegaron a juntar 58 mil para poder incluirla en la balota del 4 de noviembre en las elecciones.
Para ver el video, en inglés, ingrese a: http://www.youtube.com/watch?v=W-FpJMq_gAY

Se buscan fotos para conformar el "Mosaico de las familias”

header_original_modIniciativa del VI Encuentro Mundial que se celebrará en México
CIUDAD DEL VATICANO, jueves 25 de septiembre de 2008 (ZENIT.org-El Observador).- Los organizadores del VI Encuentro Mundial de las Familias, que tendrá lugar del 13 al 18 de enero de 2009 en la Ciudad de México, invitan a enviar fotos digitales para que aparecer en el gran "Mosaico de las familias".
La iniciativa, que tiene por tema "El Papa quiere conocer a tu familia", busca reunir más de siete mil fotografías en formato digital para formar la imagen del Santo Padre Benedicto XVI bajo el título.
"Todas las fotografías recibidas servirán para conformar una gran imagen de Su Santidad Benedicto XVI, el 'Mosaico de las Familias', el cual será develado dentro del VI Encuentro Mundial de las Familias y será regalado al Santo Padre como muestra de que en todas las Familias está presente el Santo Padre y que en el Santo Padre estamos representadas todas las Familias", explica el comité organizador en una declaración enviada a Zenit.
Para poder ser parte de este mosaico monumental de las familias del mundo, es necesario enviar una fotografía por familia en formato jpg o gif a la dirección electrónica fotoemf2009@gmail.com o a la dirección photowmf2009@gmail.com.
Esta fotografía no deberá exceder los 4mb de tamaño. Tampoco se aceptarán fotografías tomadas con teléfono celular o móvil. El plazo de entrega se abrió el pasado 15 de septiembre y estará vigente hasta el próximo 12 de diciembre de 2008.
Según el reglamento de la convocatoria, al enviar la fotografía se da por entendido que la familia cede todos los derechos por el uso de la imagen a la Comisión Central Coordinadora del VI Encuentro Mundial de las México 2009.
Solo se aceptará una fotografía por correo electrónico y el correo deberá llevar los siguientes datos:
1. Cabeza de Familia (o quien envía la fotografía)
2. Apellidos de la Familia (Sánchez, Smith, Robinnson, etc)
3. País de Origen
4. Ciudad

¿Por qué seguir gestando a un bebé que va a morir? - VHI

La perspectiva de una madre - Por Teresa Streckfuss
Muchos se han preguntado: “¿Cuál es el propósito?” O quizás nos han tenido lástima por continuar el embarazo en el caso de un bebé que no va a vivir mucho tiempo. Yo comprendo esas ideas, porque cuando mi hermana estaba embarazada de Thomas Walter (quien fue diagnosticado con anencefalia a la 18 semanas de concebido y vivió por 17 horas y media después de nacido), yo no podía tampoco entender con claridad la situación. Yo sabía que era lo “correcto” hacer. Pero en ese momento no me percaté de que yo no tendría otra opción si lo mismo me ocurriese a mí (aunque pensaba que ello no ocurriría). Sí pensé qué terrible era el saber durante 4 meses que al hijo que llevas en tu seno le será imposible el vivir fuera de tu matriz.
Una vez que nació mi sobrino pude sostenerlo en mis brazos y verle finalmente como una persona real – una preciosa y única creación –y comencé a darme cuenta de que era mucho más que sólo una cuestión de “ética”. Para mi sorpresa cuando mi propio bebé, Benedicto, fue diagnosticado cuatro años más tarde con esa misma condición, fue que me resultó posible comprenderlo. Me ha tomado mucho tiempo el poder expresar en palabras mis sentimientos e ideas. Sólo ha sido desde el diagnóstico de mi hija Charlotte que he podido encontrar las palabras que malamente expresan mis sentimientos.
Algunas personas piensan que continué el embarazo de Benedicto y Charlotte porque estaba en contra del aborto, porque éramos católicos o quizás porque el embarazo de nuestro sobrino había sido continuado hasta su nacimiento aún después de que sus padres recibieron un diagnóstico fatal. Aunque estos factores probablemente jugaron un papel en nuestro inmediato rechazo a la opción de ponerle fin a su vida (“terminarlo”), ¡esto no es de lo que se trataba! ¡Era por el amor! !Era por el bebé! No era por una trágica y fatal condición médica - ¡Era por mi hijo! Nosotros no somos más fuertes que otras personas. No es porque nosotros podíamos enfrentarnos a una situación a la cual otros no podían. No hay manera de evitar el triste hecho de que ella con esa condición no podrá vivir mucho tiempo después de su nacimiento, y el acelerar su muerte no evitaría que ello ocurriese. El causar su muerte anticipada sólo nos robaría la experiencia de conocerla y amarla.
La tragedia no es para nosotros saber que nuestra niña morirá. La tragedia es que nuestra niña va a morir. No es nada agradable el saberlo con tanto tiempo de antelación pero nos da la oportunidad de poder apreciar una vida tan corta y no perdernos ni un momento de ella.
El valor de las vidas de Thomas Walter, Benedicto y Charlotte, no puede ser medido por su duración. Así no es como medimos la vida de los adultos. ¿Entonces por qué aplicar esa medida a los bebés? Un bebé no es una posesión, no es el resultado de una adquisición. Un bebé es un regalo, un nuevo ser, una preciosa alma individual amada por Dios. Somos creados con un propósito, hay una razón para estar en este mundo. Aunque esa razón no sea evidente para nosotros la mayoría de las veces, estamos constantemente afectando a otras personas en nuestras familias, comunidades, etc. ¿Quién sabe qué propósito puede lograrse en nueve meses y un día? Yo no lo sé pero Dios sí. Yo sí sé que Benedicto dejó una impacto permanente en nuestra familia. El nos obligó a tomarlo todo con más calma, saborear la vida, y valorar aún más a nuestros otros hijos. El nos hizo darnos cuenta de que no podíamos controlar o predecir lo que va a ocurrir en el futuro, él nos hizo confiar en Dios. Y ¿cuán a menudo se nos da la oportunidad de dar a otra persona un amor verdaderamente incondicional? ¿Un amor que en verdad no espera nada a cambio? En realidad es una bendición el sentir ese amor verdaderamente puro.
Así que no nos compadezcan por traer al mundo un niño que morirá. El estar embarazada de esta bella persona es un honor. Laméntense de que nuestro bebé morirá. No vamos a olvidar el tiempo que tuvimos con Benedicto, como tampoco el que estamos teniendo con Charlotte, por evitarnos sólo el dolor de sus pérdidas. Siempre he pensado de todo ello así: si a tu niño de 3 años se le diagnosticara un cáncer incurable y le quedaran sólo 4 meses de vida; ¿preferirías que el doctor lo matase inmediatamente para no tener que esperar a su inminente muerte? O ¿preferirías tener la mayor cantidad de tiempo para estar con ella o con él por todo el tiempo que le quedará de vida?
Alguien nos preguntó después que Benedicto murió: “¿Valió la pena?” ¡Por supuesto! Por la oportunidad de cargarlo, de verlo y quererlo antes de dejarlo ir. Por la oportunidad de que nuestros hijos vieran que nunca les dejaremos de amar, más allá de sus imperfecciones. Por la oportunidad de darle todo lo que sentimos mientras pudimos. ¡Por supuesto! Amen a sus hijos y recuerden que tienen sus propias y especiales misiones. Los niños son siempre una bendición de Dios -- aunque no se queden mucho tiempo….
Teresa escribió este artículo cuando estaba embarazada de Charlotte Mary, quien sería el segundo niño de los Streckfuss que padecía de anencefalia. Charlotte nació en la Sección de Cesárea del hospital el 21 de junio del 2004. Ella vivió 5 días y murió el mismo día que su hermano Benedicto, quien también sufría de anencefalia. Por favor visite www.benotagraid.net para obtener mucha información y otros artículos de familias que han enfrentado embarazos con diagnósticos muy problemáticos.
Para obtener más información y ayuda (en inglés) contacte a: Christian Homes and Special Kids, Nathan/Chask, P.O. Box 310 Moyie Springs, ID 83845 Tel: (208) 267 6246, www.chask.org.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...